Etiqueta: #hotelgirasoltunja

INICIO

No Comments

HOTEL GIRASOL TUNJA TE INVITA ESTE DOMINGO 3 DE JUNIO A CELEBRAR CON NOSOTROS LAS FIESTAS DE NUESTRA SEÑORA DEL MILAGRO PATRONA DE LA FUERZA AÉREA COLOMBIANA.

Reina de Tunja

Patrona de la Fuerza Aérea Colombiana

La imagen original de la Virgen del Milagro apareció en el antiguo Convento de las Concepcionistas el 24 de agosto de 1628. Esa madrugada, dos monjas que salían de su oración vieron un resplandor y detrás de ese fenómeno una imagen de la Virgen María impresa sobre una cortina de lienzo.

  • La Virgen del Topo es también la patrona de la Arquidiócesis de Tunja y de la Curia de Bogotá, en cuya Catedral está una réplica de la imagen detrás del altar principal. Esta figura fue declarada patrona de la FAC, si bien la patrona de los aviadores es Nuestra Señora de Loreto, cuyo santuario más importante se encuentra en Loreto (Italia). En la década de 1970, el general José Ramón Calderón Molano, entonces Comandante de la Fuerza Aérea Colombiana, adoptó la tradición de honrar cada año a la Virgen del Milagro. 

LA APARICIÓN En 1628, cuando dos Hermanas Concepcionistas del Monasterio de Tunja, a eso de las cuatro y media de la mañana, salían de su oración en la capilla. Al atravesar el patio, observaron estupefactas que en el agua de un pequeño charco dejado por la lluvia, se reflejaba una imagen de María Santísima. Sorprendidas levantaron los ojos al cielo y, suspendida entre esplendores, contemplaron la misma imagen. Miraron hacia una habitación contigua donde salía un torrente de luz e, impresa sobre un lienzo de la tosca cortina de la ventana, admiraron la misma imagen que habían visto en el agua y en el cielo. Esto recuerda la manifestación de María Santísima en México, en 1531, estampando su iconografía en una tilma del Beato Juan Diego, Santa María de Guadalupe del Tepeyac. El hecho no tardo en reunir postradas a todas las Hermanas de la Comunidad que poco menos que extasiadas contemplaban el prodigio. Llamaron al señor Arzobispo que de la misma forma cayó de rodillas ante la Inmaculada que llenaba de luz y resplandores la pequeña habitación.