MONUMENTOS HISTÓRICOS

El Campo de Boyacá,​ comúnmente conocido como el Puente de Boyacá es un monumento declarado Patrimonio Cultural de la Nación y pertenece al Distrito Histórico y Cultural de la ciudad de Tunja en el centro de Colombia. 

Numerosos monumentos se han erigido en los alrededores para conmemorar la histórica victoria de los independentistas el 7 de agosto de 1819, conocida como batalla de Boyacá, la cual concedió la independencia a Colombia. El pequeño puente fue construido a principios del siglo XVIII y declarado como Monumento Nacional de la independencia en 1920.

Pozo de Donato

Según cuenta la leyenda, el Cacique Hunzahúa quien pretendía el amor de Noncetá, una de sus hermanas, La sedujo,  al notar la madre que el vientre y pechos de su hija crecían, montó en cólera y arremetió contra ella con el palo para agitar la chicha, pero la muchacha se ocultó tras el recipiente en el que se preparaba el licor, y éste, al ser golpeado se quebró, dejando derramar la chicha contenida en él formando un pozo que se convirtió en agua.

Posteriormente, en tiempos de la conquista, el cacique ha, temiendo que los españoles se apoderaran de su oro, ordenó a su pueblo que arrojaran todas sus riquezas al pozo para que jamás pudieran recuperarlo.

La Casa del Fundador Gonzalo Suárez Rendón es un museo situado en la zona oriental de la Plaza de Bolívar de Tunja de Tunja, Colombia. En ella se ubica actualmente la Secretaría de Cultura y Turismo de la Alcaldía Mayor y la Academia Boyacense de Historia (desde 1905).​ Es la joya arquitectónica más característica de las residencias particulares del siglo XVI, y se conserva la historia privada de la aristocracia tunjana desde los años de la fundación hispánica de Tunja.

El Paredón de los Mártires es un monumento ubicado en el Bosque de la República de la ciudad de Tunja, que consta del muro original en adobe donde fueron asesinados los Gobernadores de la Provincia de Tunja: José Cayetano Vásquez, Juan Nepomuceno Niño, Joaquín Camacho y el Teniente Coronel José Ramón Lineros el 29 de noviembre de 1816, declarados culpables de la revolución en contra del régimen español.